Una tarde cualquiera con Sebas Roser, Okuma y Savage Gear

“Son las 16:00 horas, salimos mi pareja y yo rumbo a la pesquera. El mar muy esta muy  plano para nuestro gusto, pero decidimos ir a probar un sitio que hacía tiempo que nos apetecía. Ella decidida a hacer algo de fondo no muy alejada de la costa y yo con ganas de darle un poco a los señuelos de Savage Gear, monto un sandeel 42 gr. y me voy a una subida de los 30 a 25 metros: un par de lances y noto dos picadas muy tímidas, seguramente alguna barracuda o serviolita… Tras un par de lances más, Zzzaas picadaaaa !!! intento levantar la caña y dejar que saqué el mínimo de hilo ya que a spinning o light jigging salimos con fluorocarbono del 0.35 y un roce en las rocas acabaría con la pérdida del pescado. Tras algunos minutos de pura adrenalina sale el primer ejemplar, un precioso denton de 3,5 kg. Normalmente nunca van solos… vuelvo a preparar el sandeel que estaba bastante mordido pero nadaba perfectamente y me dispongo a lanzar: Un lance y nada… Segundo lance recogida lineal y zaaaaas el segundo….No me lo podía creer, este todavía estiraba más…lo mismo que el anterior, con cuidado de que no me rozase por las rocas. Este tenía más nervio y me dio más batalla, pero lo pude poner en seco. Un precioso ejemplar se denton de 4 kg.

Queda demostrado la efectividad del señuelo… nunca antes había visto esto!!!

¡increíble! Gracias Bazar las Palmeras, Carles Jaenada de Viper, a Okuma por sus equipazos y Savage Gear por ser un referente para todos los pescadores que disfrutamos de la pesca deportiva. Mucha escama!!!”

Dejar respuesta